Ir a contenido

Sistemas de gestión de calidad (QMS)

Los sistemas de gestión de calidad (QMS) permiten a los fabricantes controlar, gestionar y documentar electrónicamente sus procesos de calidad para ayudar a garantizar que los productos se fabriquen dentro de la tolerancia y que cumplan con todos los estándares aplicables y sin defectos. El software de sistema de gestión de calidad (QMS) ofrece los procedimientos, procesos, estructura y recursos necesarios para optimizar la fabricación y las operaciones de ERP a la vez que gestiona de manera rentable los problemas de calidad. Como parte de un proceso de calidad de bucle cerrado que controla de manera proactiva los eventos en cualquier fuente empresarial, los sistemas de gestión de calidad (QMS) integrados pueden identificar posibles problemas antes de que las incidencias de calidad tengan lugar. Estas situaciones pueden incluir problemas de proveedores, no conformidades de fabricación, quejas, servicios y auditorías, tanto locales como globales.

Sistemas de gestión de la calidad

Los sistemas de gestión de calidad (QMS) pueden identificar posibles problemas antes de que las incidencias de calidad tengan lugar cuando se integran como parte de un proceso de calidad de bucle cerrado.

Sistemas de gestión de calidad (QMS) y mejora de la calidad de bucle cerrado

Más allá de controlar procesos y activar alarmas, los sistemas de gestión de calidad (QMS) pueden colaborar directamente con los sistemas de ejecución de fabricación (MES) y la inteligencia de fabricación para garantizar el cumplimiento de regulaciones corporativas e industriales y permitir programas de calidad como Lean y Six Sigma. Como resultado, los sistemas de gestión de calidad (QMS) ayudan a mejorar de manera continua la calidad del producto y a prevenir situaciones adversas. Con un enfoque unificado de funcionalidades de fabricación, calidad e inteligencia, los sistemas de gestión de calidad (QMS) forman parte de una solución de bucle cerrado que mejora la calidad del producto y del proceso. 

En estos entornos unificados, los sistemas de gestión de calidad (QMS) son parte de la funcionalidad de prevención: la solución controla en tiempo real (e incluso anticipa) eventos de cualquier fuente de producción o no producción global. El sistema de gestión de calidad (QMS) integrado con MES y la inteligencia de fabricación proporciona una identificación rápida, contención, evaluación de riesgos, acciones correctivas y métodos preventivos. Como resultado, las retiradas de calidad se minimizan en términos de números, alcance e impacto.

Funcionalidades y resultados de los sistemas de gestión de calidad (QMS)

Las funcionalidades que ofrecen los sistemas de gestión de calidad (QMS) incluyen: 

  • Visibilidad internacional en operaciones distribuidas
  • Ejecución de procesos para garantizar el cumplimiento de normas
  • Control de eventos y escala de tendencias pioneras
  • Gestión de riesgos globales
  • Contención autonómica de artículos dudosos
  • Análisis inteligente de causa raíz
  • Garantía de calidad automatizada
  • Mejores prácticas adaptables
  • Escalabilidad de empresa 

Cuando se integran con los sistemas de ejecución de fabricación (MES), los sistemas de gestión de calidad:

  • Garantizan el cumplimiento de las regulaciones corporativas e industriales
  • Permiten programas de calidad como Lean y Six Sigma
  • Reducen el número de situaciones adversas
  • Simplifican el esfuerzo y garantizan la efectividad de las resoluciones de esas situaciones adversas
  • Eliminan el desperdicio de materiales y actividades que no añaden valor

Beneficios de sistemas de gestión de calidad (QMS)

Los sistemas de gestión de calidad (QMS) integrados con los sistemas de ejecución de fabricación (MES) son estratégicos para la empresa de un fabricante, pues proporcionan visibilidad completa a la fabricación, uso en el campo e información de servicio. Este conocimiento permite mejorar los futuros esfuerzos de diseño de producto y optimizar los métodos de producción, permitiendo un aumento más rápido de la fabricación. Como resultado, los fabricantes que utilizan los sistemas de gestión de calidad (QMS) integrados disfrutan de un tiempo de comercialización reducido, evaluación de riesgos del producto en tiempo real, disminución de retiradas y exposición negativa de la marca, y costes más bajos por producto gracias a la calidad y a la mejora del proceso así como a una reducción de desperdicios.

Ventajas adicionales

  • Reducción considerable de las incidencias de calidad internas y externas
  • Salida consistente de productos de mayor calidad
  • Reducción significativa en el coste de las operaciones de calidad
  • Cambio de la detección de problemas a la prevención de los mismos
  • Optimización del cumplimiento de las regulaciones corporativas e industriales

Éxitos de nuestros clientes

Schlote GmbH & Co. KG cumple con los estándares del sector

QMS

La empresa del sector de la automoción utiliza IBS QMS para reducir costes en el desarrollo, la aceptación, las pruebas y la fabricación de productos.